TRABAJO COOPERATIVO

“Existen tres educadores: los adultos, otros niños y niñas y el entorno”. Loris Malaguzzi.

El trabajo cooperativo ofrece al alumnado la oportunidad de tener múltiples relaciones y de aprender de sus iguales, ya que como Vigotsky mostraba, el niño o la niña se encuentra más próximo a la zona de desarrollo de sus iguales que el adulto, por lo que entre ellos pueden aprender más fácilmente. Otro gran motivo según la neurociencia, es que poseemos unas neuronas llamadas neuronas espejos, a través de las cuales podemos aprender de otros y sentir emociones a través de la observación.

Bandura también aportaba su estudio sobre el aprendizaje vicario, en el que unos podemos aprender de otros trabajando juntos y además, complementar nuestros conocimientos. Asimismo, cabe destacar las emociones y valores que conlleva el trabajo cooperativo, aprender normas, tolerancia, respeto, comprensión, solidaridad, afecto, empatía, amistad y creación de un sentimiento de grupo que llevará a trabajar en el aula en una atmósfera agradable y propicia para el aprendizaje. (Volver)